miércoles, 26 de septiembre de 2012

Las Mujeres Grises ( Sueños )


Dicen que detrás de un gran hombre hay una gran mujer, entonces imaginad que grandes tienen que ser las mujeres que están detrás de la banda de El Hombre Gris ya que nosotros solo somos hombres, de momento nada de grandes.
Hace unas semanas en el estudio halábamos de como nos podría ir en la gira, que tal podría irnos la aventura por allí... Todo esto no sería posible si las grises no estuvieran de acuerdo, las mujeres son las que mueven el mundo, las que deciden finalmente lo que se hace o no, las dueñas de su casa, las que tienen la ultima palabra.

Gisela es la única de la roca, pero algo diferente debe correr por su interior. Alguien no deja su trabajo, su vida, su gente, solo por probar y seguir a la persona que quieres, solo por perseguir un sueño que igual no es el tuyo, irte y dejar todo por vivir la aventura.

Eugenia es de donde vamos, tampoco quiere volver a su país, dice que le gusta mucho donde esta y no es su idea volver donde nació, aquí es donde esta haciendo su vida y la idea de volver por mucho que este su familia allí, no es su sueño, lleva mucho tiempo aquí y se siente de este país, hace ya muchos años que olvido su patria, ha cambiado de bandera y piensa que las despedidas no son para nada agradables.

Lo de repetir la palabra sueño, no es por casualidad, no es un error, no es que no tenga otras palabras para expresarme, la realidad es que cada una va o viene con sus ilusiones, sus preocupaciones, buscando un futuro y no creo que ninguna de ellas pensara el día que conocieron a sus respectivos que la vida les diese ese vuelco, ese cambio de dirección, pero lo realmente cierto es que la vida te lleva por caminos que nunca esperas, que no buscas, simplemente tienes que dejarte llevar o cambiar el rumbo, buscar tu sueño.

Siempre me acordare del día que conocí a la que hace ya ocho años es mi mujer. Estaba en un after, a las tantas de la mañana, bailando, bebiendo, sin saber muy bien que hacía, en una etapa de mi vida en la que muchas veces me miraba en el espejo y no reconocía al que estaba al otro lado, bueno a lo que iba, allí la conocí y ese día cuando nos despedimos mis palabras fueron, si el destino quiere nos va a unir, en ese momento me costaba hasta pensar, pero de mi interior salieron esas palabras. Cada uno se fue por su lado y pasado medio año volvimos a encontrarnos. A día de hoy llevamos nueve años juntos. Si ese día un brujo me dice que me casaría, que tendría familia, que seria una persona responsable, etc le hubiera dicho que dejase de tomar de lo que le habían dado. Cada día tengo mas claro que el universo conspira para que pasen cosas que no buscamos, que no entendemos, pero que pasan. Lo único que puedo decirle al universo, es que gracias por poner a las grises en nuestro camino.

Las mujeres son las que mueven el mundo y cuando antes lo entendamos conseguiremos un mundo mejor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada